¿Windows 10 es realmente una amenaza a la privacidad?

Windows 10 es realmente una amenaza a la privacidad

Parece que Microsoft no puede deshacerse de la idea de que Windows 10 te espía. Además, la falta de transparencia por parte de la tecnológica respecto a la privacidad en el nuevo sistema operativo no está ayudando a disipar esa impresión. Beneficios de vivir sin facebook

En las casi tres semanas que han pasado tras la presentación de Windows 10, ha habido numerosos reportes sobre qué tanta información recaba Microsoft y los obstáculos para impedirlo.

Ahora respira profundo. De hecho, hay una explicación lógica para esto: activa algunas de las características más atractivas y convenientes de Windows 10.

Estas son las principales quejas relativas a la privacidad en Windows 10:

1) Comparte tu información personal con Microsoft por defecto

Windows 10 comparte con Microsoft por defecto mucha información sobre ti. Según la política de privacidad de la empresa, Windows envía a Microsoft todo lo que le digas a Cortana, la asistente virtual de Windows. También recaba tu nombre y tu sobrenombre, los eventos recientes de tu calendario y el nombre de la gente con la que tuviste citas, así como la información sobre tus contactos, incluidos su nombre y sus sobrenombres.

La buena noticia es que si no quieres compartir esa información, puedes desactivar la función.

La mala noticia es que Microsoft tiene la increíble cantidad de 13 pantallas de privacidad distintas por las que tendrás que navegar para desactivar todo el envío de información.

2) Usa parte de la banda ancha de tu conexión casera a internet

Windows 10 usa tu conexión de internet para ayudar a otras personas a descargar aplicaciones o a actualizar sus PC.

Si alguien (llamémosla Rebecca) tiene problemas para conectarse a los servidores de Microsoft, Rebecca podría descargar la actualización o la aplicación a través de ti, un perfecto desconocido. Todo eso ocurre en segundo plano, sin que ninguno de los dos lo sepa.

Se trata de una función llamada Optimización de entrega de Windows Update y podría ser una forma brillante para ayudar a los usuarios de Windows 10 a actualizar sus PC más rápido al conectarse a millones de personas diferentes en vez de solo a Microsoft.

Sin embargo, Microsoft no es franco al respecto con sus clientes. Para apagarlo, tienes que llegar a un submenú (“Elige cómo se entregan las actualizaciones”) de un submenú (“Opciones avanzadas”) en la aplicación de configuración.

Microsoft debería ser más franco y revelar que está usando tu PC como servidor de actualizaciones y debería facilitar más el proceso para desactivarlo.

3) Puede compartir la contraseña de tu internet inalámbrico con las PC de tus amigos

Windows 10 cuenta con una nueva función llamada Wi-Fi Sense que te permite conectar automáticamente a tus amigos a tu red Wi-Fi sin tener que darles tu contraseña.

Eso asustó a algunas personas porque Microsoft almacena y entrega la contraseña de tu Wi-Fi, lo cual podría dar acceso a todas tus fotos privadas.

En realidad no hay mucho de qué preocuparse. Aunque Microsoft activa Wi-Fi Sense por defecto en Windows 10, no comparte tus redes por defecto, sino que tienes que configurarlo para que lo haga. Cuando tus amigos se conectan a través de Wi-Fi Sense, no podrán compartir tu red con sus amigos. Wi-Fi Sense cifra tu contraseña y no funciona en redes corporativas que aplican protocolos de seguridad especiales. Puedes optar por no usarlo.

Sin embargo, la política de todo o nada de Microsoft es potencialmente problemática. Si eliges compartir el acceso a tu red Wi-Fi con todos tus contactos de Facebook, Skype y Outlook significa que tu mejor amigo tendrá acceso, pero también tu acosador.

4) Seguirá enviando información a Microsoft luego de que desactives la configuración de envío de datos

Aunque hayas pasado por las 13 páginas de privacidad y hayas desactivado todo el envío de datos, sigues enviando información a Microsoft.

Como se reportó en el sitio Ars Tecnica, aunque desactives Cortana y las consultas que hagas en el cuadro de búsqueda de Bing, se enviarán algunos datos a Microsoft cuando abras el menú Inicio y teclees (cualquier cosa).

Microsoft señaló que no ocurre nada turbio en este caso. No está leyendo tus búsquedas, sino que solo está conociendo las formas básicas en las que tú (y muchas personas más) usan la búsqueda. No está claro exactamente qué quiere decir Microsoft con eso, pero dio a entender que está analizando comportamientos generalizados. Por ejemplo: podría estar registrando el simple hecho de que buscaste algo en tu PC y cómo iniciaste la búsqueda (con un clic o presionando una tecla).

“Una parte de ofrecer Windows 10 como un servicio es que se pueden entregar actualizaciones para brindar constantemente funciones nuevas a la búsqueda de Bing, tales como nuevos gráficos, estilos visuales, y códigos de búsqueda”, dijo una vocera de Microsoft en un comunicado.

“No se envía a Microsoft ninguna consulta ni datos de uso de las búsquedas, según la configuración de privacidad que el cliente haya elegido”.

Por favor, Microsoft. ¿No debería haber una forma de elegir la cancelación del envío detodos los datos?

5) Puede buscar juegos piratas

En el blog de tecnología Alpha se señaló la semana pasada que el contrato de uso de Windows 10 que todo el mundo acepta (sin leerlo) incluye frases que al parecer permiten a la empresa buscar juegos piratas en tu computadora y desactivarlos a voluntad.

“Podremos revisar automáticamente su versión del software y descargar actualizaciones desoftware o cambios en la configuración, entre ellos los que impiden que usted tenga acceso a los Servicios, a jugar juegos piratas o usar dispositivos periféricos de hardware no autorizados”.

Esto se aplica a los servicios de Windows 10 tales como Xbox Live, no a Windows 10 en sí. Así que Microsoft no está revisando tu PC para encontrar copias ilegales de Halo. Pero la redacción indica que podría hacerlo, así que Microsoft debería dejarlo bien claro en su declaración de privacidad.

Windows 10 no es tan malo como has leído. Sin embargo, Microsoft no se está haciendo ningún bien con sus declaraciones de privacidad exageradamente amplias, sus configuraciones de privacidad difíciles de navegar y la falta de transparencia en general.