Una posible cura para las alergias

Una posible cura para las alergias

La mayoría de las personas con alergias tienen que tomar medicamentos durante toda su vida: Su cuerpo “piensa” que las proteínas en el medio ambiente son tan “extrañas” que provocan una reacción inmune. Hasta la actualidad, no ha sido posible desarrollar una terapia eficaz para que el cuerpo “aprenda” que no es algo peligroso y lograr detener algo tan exagerando.

Científicos del Instituto Suizo de Alergia y Asma de Investigación (SIAF) en Davos, de la Universidad de Tokio, el Instituto de Investigación RIKEN en Yokohama, y ​​de la Universidad de Stanford descubrieron recientemente un mecanismo que podría ser la base para una nueva manera de manejar las alergias.

Los mastocitos juegan un papel clave en el proceso de la enfermedad en las alergias investigadores aseguran que los mastocitos son no sólo los “chicos malos”,  si no que  también tienen un “lado bueno”: Liberan la sustancia interleucina-2 que induce la producción de ciertas células inmunes llamadas T-regulatorio (Treg). Treg puede suprimir el proceso inflamatorio alérgico en las vías respiratorias inducidos por la interleucina-10.

Ya se sabe desde hace tiempo que las células Treg pueden someter a una respuesta inmune excesiva y la inflamación resultante, sin embargo, para los tratamientos se necesita una gran cantidad de estas células, que no es tarea fácil. En la sangre, hay sólo poco de ellas, ya que son difíciles de producir.