Qué comer, clave para una piel saludable

Qué comer, clave para una piel saludable

Constantemente las células de la piel mudan y el cuerpo necesita nutrientes para producir células frescas y sanas. Es fundamental comer bien para que funcione de forma adecuada, y enriquecer la dieta es una forma rápida y efectiva de mejorar su estado.

Los ácidos grasos de grasas mono y polisaturadas, que se encuentran en el pescado azul, en las nueces, en el aceite de semilla de colza y en los aguacates, son hidratantes naturales de la piel. Además sus grasas omega 3 sirve para la piel muy seca.

Se recomienda beber seis vasos de agua al día para rehidratar después de sudar. Este líquido no aumentará los niveles de insulina, algo que sí hacen las bebidas azucaradas.

Los fitoestrógenos, compuestos químicos que se encuentran en los alimentos vegetales, colaboran en el equilibrio hormonal, algo que puede prevenir los granos. Está presente en alimentos como avena, arroz integral, frutas y verduras.

Los productos lácteos se han asociado con el acné, pero también son una buena fuente de vitaminas y minerales. Si los deja, debe asegurarse de obtener suficiente vitamina A y calcio del pescado azul, la soja, las naranjas y las verduras de hoja verde oscura.

Evitar consumir demasiados carbohidratos provenientes del azúcar refinado, como los dulces o las galletas, ya que llevan al cuerpo a producir insulina. Esto puede perjudicar su colágeno y acelerar las arrugas, así como aumentar las hormonas, lo cual puede provocar el nacimiento de granos y una piel aceitosa.

Pero, ¿qué vitaminas y minerales que se encuentran en estos alimentos pueden darle un estímulo a la piel? El selenio ayuda a que el glutatión, un antioxidante, la proteja contra la inflamación y el envejecimiento causado por los radicales libres. Está en el salmón y nueces amazónicas. En tanto, el zinc ayuda a las glándulas sebáceas, que producen aceite, a funcionar bien. Demasiado aceite, sin embargo, puede provocarle granos. Está en ostras, ternera, cordero o espinacas.

La vitamina E también protege y apoya su crecimiento saludable, reparando la piel tras los granos. Puede obtenerla de almendras, aguacate, avellanas o piñones.