Porque el móvil no sólo sirve para llamar

Porque el móvil no sólo sirve para llamar

Que los móviles sirven para muchísimas más cosas que para hacer llamadas lo saben hasta los niños de guardería. De hecho, si me apuráis, no sé por qué los seguimos llamando teléfonos; ni tan siquiera smartphone. Google allo la novedad de las redes sociales

No, no voy a soltar ahora el rollo de que hacen fotos, son GPS y demás. Pero, curiosamente, donde menos han avanzado estos aparatos es precisamente en la voz. En cuanto a las pantallas, han dado un salto descomunal desde esas mínimas ventanas monocromas hasta las seis pulgadas táctiles de la actualidad. Las cámaras, otro tanto; los procesadores, para qué contar… Y la voz… bueno sí que han mejorado los altavoces y los micrófonos y eso de utilizar más de un micro para poder detraer de la conversación el sonido ambiente también es un avance importante. Pero uno marca el número de su mujer, habla con ella (o escucha, como se sucedía a Gila), te despides y cuelgas. Y puedes mirar en el registro de llamadas para saber con quién has hablado, a qué hora y durante cuánto tiempo. Punto.

Bueno, también es verdad que con la llegada del 3G aumentó considerablemente la claridad de las conversaciones y la rapidez en el establecimiento de las llamadas. Y ahora que ya se está desplegando el 4G Vodafone le ha dado una vuelta de tuerca al asunto. Su propuesta se llama Call+ y básicamente consiste en que se pueden enriquecer las llamadas en todo el proceso. Por ejemplo, antes de llamar se puede definir su es urgente, añadir un texto del tipo: “Coge el teléfono o te la ganas”, incluir una foto o la geolocalización. Quien reciba la llamada verá todos estos datos en su pantalla antes de descolgar. Durante la llamada, se pueden compartir archivos (fotos, bocetos, mapas…), mensajes o arrancar un vídeo en tiempo real. El interlocutor podrá aceptar el vídeo o simplemente seguir hablando o incluso iniciar él mismo su propio vídeo. Todos esos ficheros compartidos quedarán consignados en el registro de llamadas.

Todo eso, voz y datos, viajan por el mismo canal; es el estándar conocido como VoLTE (Voz sobre LTE) y Vodafone es la primera operadora que lo está utilizando. A veces, ser pionero tiene sus desventajas, porque al ser el único que ofrece este tipo de llamadas, sólo se pueden establecer entre clientes de Vodafone. Es como si volviéramos al origen de la telefonía en Estados Unidos, donde no existía interoperabilidad.

De momento, el Call+ es una forma de sacar pecho y mostrar la capacidad del nuevo estándar de la Asociación GSM, aunque habrá que darle tiempo para ver a qué usos se aplica.

Para usarlo ambos interlocutores tienen que ser clientes de Vodafone, tener un terminal 4G con la aplicación instalada (los Sony Xperia Z3 la traen de serie) y estar bajo cobertura 4G. Es gratis, pero los datos que se envíen se descontarán de la tarifa de datos, algo que hay que tener en cuenta a la hora de compartir vídeos por ejemplo.

Se puede descargar Call+ de Vodafone Updates y en breve estará disponible en las tiendas de Google (Google Play) y Apple (App Store)