¿Hay artes marciales a caballo?

¿Hay artes marciales a caballo

Se trata del yabusame, una ceremonia convertida en un espectáculo público en la que jinetes vestidos con ropas tradicionales intentan acertar con sus flechas en tres blancos de madera. La dificultad estriba en que han de disparar en pleno galope a lo largo de una pista de 250 metros en la que se sitúan las dianas separadas entre sí unos 70 metros.

 

Esta práctica se origina en el siglo VI como un ritual para entretener y complacer a los dioses y espíritus, que lo agradecerían concediendo salud y prosperidad a las gentes del lugar. En el periodo Kamakura (1185/92-1334), el primero de gobierno militar de Japón, se intensificó el uso de este arte marcial como entrenamiento para los samuráis, pero conservó un matiz religioso y de desarrollo personal.

 

El yabusame decayó a partir del siglo XVI, con la llegada al archipiélago nipón de los portugueses y la introducción de las armas de fuego. En la actualidad, estas exhibiciones tienen lugar anualmente en santuarios sintoístas a los que acuden miles de personas para admirar la destreza y el autocontrol de los participantes.