El movimiento six-pack

El movimiento six-pack

La secuencia peso muerto, sentadillas, repetirno es la única forma de esculpir tu tableta. Este ejercicio, además de trabajar el control motor, corrige cualquier desequilibrio que puedas tener en la zona lumbar y fortalece los abdominales, con lo que mejora la salud de la columna y el rendimiento atlético. No se le puede pedir más. Por último, las cucarachas potencian los músculos del core que se insertan en la región lumbar. De este modo enderezas la pelvis en cuestión de semanas y aplanas esa parte de tu barriga que sobresale por muy delgado que estés, al tiempo que trabajas a tope los abdominales.Es hora de hacer el insecto.

BENEFICIOS
  • Un six-pack acelerado
  • Un core estable en tan sólo cuatro semanas
  • Una espalda fuerte para mejorar la postura
  • Una correcta inclinación de la pelvis, para que el abdomen se vea más plano
  • Miradas atónitas en la sala de pesas
    1. EXTENDER

    Túmbate boca arriba con los brazos verticales, las piernas en ángulo recto y los pies en alto. Coge aire y tensa los abdominales. A la vez que expulsas el aire, extiende una pierna y el brazo contrario. No corras.

    2. REGRESAR

    Continúa soltando aire hasta que tengas los pulmones vacíos y esas extremidades totalmente extendidas. Ahora coge aire e invierte el movimiento.

    3. ENCOGER

    Detente cuando tengas otra vez los brazos verticales y las dos piernas flexionadas en ángulo recto. Aprieta los glúteos para que la espalda esté totalmente recta.

    4. REPETIR

    Haz 2 series de 5-6 repeticiones por cada lado al comienzo de cada entrenamiento, o tres veces por semana. Más que eso es pasarse.