¿Cuánto debes caminar cada día para perder peso? M

En general, se suele recomendar una media de 45 minutos diarios. No obstante, la clave para eliminar grasa no está en el tiempo sino en la intensidad de la caminata.

El paisaje de los paseos y de los parques ha cambiado mucho durante los últimos años.

Si antes dominaban las parejas haciéndose arrumacos, ahora los protagonistas son los corredores.

Esto se debe a que ha aumentado la conciencia de que tener una vida sedentaria es incompatible con tener buenas salud y forma física.

Sin embargo, mucha gente opta por caminar cada día para perder peso, ya que los médicos advierten del peligro que supone correr para la musculatura y los huesos.

Al tratarse de un ejercicio más suave, estos sufren menos, pero se conservan los principales beneficios de la carrera.

Para empezar, se estimula la circulación y previene la retención de líquidos, así como la hinchazón de pies y tobillos. Además, si lo hacemos del modo correcto es muy eficaz para perder peso.

Así pues, la cuestión ahora es saber a qué nos referimos cuando hablamos de esa manera “correcta”.

Muchas son las dudas al respecto: ¿qué velocidad es la mejor? ¿qué distancia necesito recorrer? ¿en qué superficie es preferible caminar?

Si por tu cabeza rondan estos interrogantes, sigue con nosotros y te despejaremos todas las dudas.

Qué intensidad necesitas para perder peso

En general, se suele recomendar una media de 45 minutos diarios. No obstante, la clave para eliminar grasa no está en el tiempo sino en la intensidad de la caminata.

Así, cuando salgas de casa, imagina que tienes que llegar a un lugar con urgencia. De este modo, estarás predispuesto a andar con mayor velocidad.

Lo ideal es oscilar entre los 4,8 y 6,4 km/h. Por fortuna, hoy es más sencillo controlar esto.

Amén de los dispositivos desarrollados para realizar estas mediciones, puedes descargar aplicaciones en tu teléfono que funcionan con mucha precisión.

Con ello, llegarás a los 10 000 pasos recomendados.

Si sigues este consejo perderás entre 74 y 88 calorías si eres mujer, mientras que si eres un hombre, te corresponden de 88 a 124.

Dichas cifras deben ir destinadas a deshacerte de grasa y no de masa muscular.

Piensa que estar delgado no significa estar sano, por lo que tus acciones deben ir en la dirección adecuada.

Para ello, la clave está en acompañar esta caminata rápida (conocida como power walking) con ejercicios de fuerza controlada, al menos, dos veces a la semana.

Con esta estrategia y una dieta equilibrada, tendrás la garantía de que alcanzarás tu objetivos.

Es posible que notes cierto estancamiento cuando tu cuerpo se habitúe a caminar para perder peso. Para evitarlo, introduce variaciones en la rutina.

Intercala momentos de alta intensidad con otros más relajados.
El tránsito del estado de reposo a una frecuencia cardiaca más elevada, activa nuestra circulación.
Como resultado, absorbe más cantidad de grasa durante los tramos de alta intensidad que cuando nos mantenemos a un ritmo constante.
Cuando hacemos esto último, nuestro corazón se acostumbra, por lo que la efectividad de caminar para perder peso pierde potencia.

Camina diez minutos, como máximo, por la arena

Seguro que cuando has ido a la playa, habrás notado que andar por la arena es mucho más fatigoso que pasear por el asfalto.

La razón es muy simple: al tratarse de una superficie mucho más blanda, el cuerpo tiende a hundirse, lo que significa que cada paso requiere mayor fuerza.

Esto se traduce en que usamos un grupo muscular mucho más amplio en estas circunstancias.

Teniendo esto en cuenta, muchas personas seleccionan este medio para sus ejercicios.

Lo cierto es que es una muy buena opción, sobre todo porque se trabaja las plantas de los pies, muy olvidadas en otros deportes.

Sin embargo, tenemos que tomar precauciones, ya que constituye una solución de muy alto impacto para nuestro organismo.

Por ello, lo ideal es no sobrepasar los 10 minutos de caminata y comenzar de manera progresiva. De lo contrario, se corre un alto riesgo de padecer lesiones importantes.

Con estas pautas, conseguirás sacar el mayor partido a tu power walking. Es importante saber cómo ejecutar tus ejercicios.

Recuerda que lo menos grave que te puede pasar cuando lo haces de forma incorrecta es que no bajes de peso, ya que puedes estar dañando tu cuerpo.