Corte ordena quitar antena por una enferma de cáncer

Corte ordena quitar antena por una enferma de cáncer

La Corte Suprema de Justicia de Colombia ordenó retirar una antena de telefonía móvil ubicada a unos 40 m de la casa de una enferma de cáncer, casi un año después de que ella puso una denuncia.

La decisión se basa en el “principio de precaución” puesto que la paciente, Maritza Barbosa Rojas, de 54 años, residente en el departamento de Tolima (centro), sufre cáncer, una enfermedad que la vuelve “un sujeto de especial protección por parte del Estado”, según la sentencia.

“La exposición a la radiación electromagnética que puede producir la antena de telefonía móvil le conlleva el riesgo, no obstante la inexistencia de estudios científicos al respecto, de sufrir una afectación grave en su salud”, señaló el juez, quien agregó que “de materializarse el peligro, las consecuencias serían irreparables”.

Las dudas sobre los efectos de las radiaciones emitidas por las antenas de telefonía móvil sobre la salud son objeto de estudio de la comunidad científica desde principios de la década pasada. Expertos citados por la Organización Mundial de la Salud (OMS) consideran los campos electromagnéticos producidos por los teléfonos móviles como posibles carcinógenos para los humanos.

El organismo de Naciones Unidas publicará en 2016 sus conclusiones de una evaluación formal de los riesgos a partir de todos los resultados de salud estudiados en relación con campos de radiofrecuencias.