5 trucos de cocina para facilitar una dieta sana

Si tienes una báscula o jarras medidoras, no dejes de utilizarlas a la hora de preparar tus platos. Al controlar las medidas te asegurarás una dieta sana

Si estás haciendo un esfuerzo por mejorar tus hábitos alimenticios, bajar de peso o, simplemente, quieres llevar una vida más saludable sigue estos trucos para facilitar una dieta sana.

Verás que no es tan imposible como podría parecer a simple vista. Si sigues estos sencillos consejos tendrás una vida más sana y ahorrarás mucho tiempo y dinero en el proceso.

Usa tazas medidoras

Uno de los mayores errores que puedes estar cometiendo en tu esfuerzo por facilitar una dieta sana es consumir en exceso ciertos alimentos.

¿Cuántas veces simplemente sirves un tazón lleno de cereales creyendo que estás comiendo la porción adecuada? Lo cierto es que esto es más común de lo que quisieras. Recuerda que la porción ideal de cereal es de solo una taza.

Si sirves sin medir, podrías estar consumiendo entre 2 y 3 porciones. Ten siempre dentro de tu caja de cereales, granos, arroz, harina de avena y otros alimentos una taza medidora.

Otra posibilidad es que coloques este tipo de alimentos en contenedores o bolsas con la medida exacta. Esto te permitirá ver realmente qué tanta cantidad del alimento estás tomando.

De esta forma, en lugar de solo llegar y servir, tendrás tu cocina más organizada y tus ingredientes preparados para cada ocasión.

Consume bayas frescas
Los bocadillos de alto contenido de azúcares es mejor que los dejes de lado. Las bayas, como la frambuesa, son un sustituto perfecto y serán tus grandes aliadas a la hora de facilitar una dieta sana.

El problema es que este tipo de baya suele enmohecerse con algo de facilidad. La pregunta es: ¿cómo puedes mantenerlas frescas por más tiempo?

Cuando compres bayas frescas, evita lavarlas de inmediato. En su lugar, ponlas en un recipiente con tapa y guárdalas en tu refrigerador para mantenerlas secas.

La humedad hará que el desagradable moho aparezca mucho más rápido y arruine estos frutos. Cuando estés listo para comerlas, simplemente lava la cantidad que vayas a consumir y seca un poco con una toallita de papel.

Crea una zona saludable

Es muy común que frecuentes constantemente el refrigerador en busca de algún bocadillo de media tarde o en la noche.

Este hábito hace que sea mucho más complicado que cuides de ti mismo. Existen varios métodos para evitar comer por las noches, pero también puede ser útil si organizas tu refrigerador para que te ayude a facilitar una dieta sana.

No se trata de hacer una inspección exhaustiva. Es probable que esto te lleve solo un par de minutos. Simplemente debes mover los alimentos que contienen más calorías hasta el fondo.

Limpiar un estante cercano a ti y llénalo con opciones de aperitivos sanos, como porciones de bocadillos que contengan solo 100 calorías.

Por último, intenta colocar en la parte frontal del refrigerador envases que contengan una sola porción de alimentos bajos en calorías.

De esta forma, cuando abras el refrigerador, lo primero que verás serán un montón de opciones sanas por las que puedes optar.

Informa a las personas que viven contigo y pídeles que, por favor, respeten tu zona de comida sana. De esta forma evitarás cualquier tipo de tentación.

Utiliza las setas para aminorar las calorías

Los hongos o setas te ayudan a facilitar una dieta sana. Tienen la increíble particularidad de que le darán un poco más de volumen a tu ración de comida sin necesidad de añadir calorías extras.

Una gran opción para emplear este truco es en las preparaciones con carne molida.

Por ejemplo, si añades la misma cantidad de carne que de setas en un platillo, no solamente obtendrás una comida deliciosa y de mayor volumen. También tendrás la opción de congelar la preparación y usarla en otras recetas posteriormente.

Ten siempre la balanza a la vista

La balanza digital es la mejor opción si quieres saber exactamente el tamaño de las porciones de comida que estás ingiriendo.

Si la tienes guardada en un cajón es probable que te cueste usarla con frecuencia, porque te dará pereza andarla moviendo de lugar en cada comida.

Aunque existe la posibilidad de calcular algunas porciones con ciertas referencias, como la palma de nuestra mano, ninguna de estas te dará las cifras exactas que necesitas para llevar un control de lo que comes cada día.

Otros trucos para facilitar una dieta sana

Así como estos, hay otros dos trucos más rápidos que puedes utilizar para ayudarte a facilitar una dieta sana:

Congelar tus espinacas frescas y tus plátanos a la mitad para tener siempre a la mano como hacer un batido sano y delicioso.
Compra platos pequeños para obligarte a tomar porciones más pequeñas y razonables de comida.
Es importante que recuerdes que comer sano debe ser un estilo de vida. Por ello, debes ser constante con el cuidado de tu salud, tanto física como emocional yespiritual.

Todo está en el esfuerzo, las ganas y la constancia con la que realices los trucos que mejor te funcionen.

Cuanto más te involucres con lo que comes, más fácil será para ti adquirir mejores hábitos que te permitirán alcanzar tu meta.