10 consejos para aumentar la seguridad en las redes sociales

10 consejos para aumentar la seguridad en las redes sociales

Es un hecho que, en la sociedad en la que nos encontramos, todos estamos expuestos a riesgos continuamente. Otro hecho, igual de verdadero es que FaceBook, Twitter, LinkedIn y demás redes sociales, ya se han convertido en parte de nuestra vida. Hoy quiero daros 10 consejos imprescindibles para mejorar tu seguridad y la de los tuyos en las redes sociales, mientras repasamos cuales son estos posibles riesgos. No pretendo ser alarmista, sólo daros unas recomendaciones básicas y muy útiles para minimizar los riesgos. Facebook sí escucha a los padres de familia

Asegúrate de usar contraseñas seguras. Sigue estos consejos:

  1. No utilices nombres, ni de personajes de ficción (Tampoco utilices otros datos como matrículas, teléfonos, DNI, etc.)
  2. Crea contraseñas únicas para cada sitio: Hay herramientas que te ayudarán a gestionar esta información.
  3. Es imprescindible que las contraseñas de las redes sociales sean únicas. Ej. Si te das de alta en una web menor en la que trabaja un indeseable, éste podría acceder a tu contraseña y a tu correo y con ello a todas tus contraseñas o cuentas (con la opción de ¿Olvidó su contraseña?)
  4. Mezcla caracteres como -·$%/&) con mayúsculas y minúsculas
  5. Cambia tu contraseña con frecuencia
  6. No reveles tus contraseñas a nadieComparte su información sólo con aquellas personas que conoces lo suficiente. Se tiende a seguir a quien te sigue y a aceptar solicitudes de amistad de desconocidos. Mucha atención si tienes hijos, pues cuanto menor es la edad, mayor es esta tendencia. A ciertas edades todos quieren presumir de un gran número de amigos en la red.
  7. Utiliza https:// en tu Facebook / Twitter / LinkedIn y no http://. En muchas ocasiones alguien podrían estar “escuchando” la información que se transmite desde nuestro ordenador, por ejemplo el trafico Wifi. Hay muchas aplicaciones y foros en Internet que permiten que un “micro hacker de pacotilla”, se haga con nuestras contraseñas. La comunicación https:// viaja encriptada y es más difícil de descifrar y mucho más segura para las redes sociales.
  8. Cuando utilices un ordenador que no sea tuyo, ya sea en un ciber café o en tu trabajo, asegúrate de:
    • Cerrar la sesión cuando termines de usarlo
    • No permitas que el navegador recuerde las contraseñas
    • Limitar la información sobre tu cónyuge e hijos
    • Este es un consejo muy obvio, pero sigo conociendo a personas que les atacan virus informáticos que “ya se conocen“. Mantén actualizada la base de datos de tu antivirus, para que nadie te de ningún susto, porque proliferan con mucha facilidad.
  9. El Phishing es un término informático que denomina un tipo de delito encuadrado dentro del ámbito de las estafas cibernéticas, y que se comete mediante el uso de un tipo de ingeniería social caracterizado por intentar adquirir información confidencial de forma fraudulenta (como puede ser una contraseña o información detallada sobre tarjetas de crédito u otra información bancaria).El estafador, conocido como phisher, se hace pasar por una persona o empresa de confianza en una aparente comunicación oficial electrónica, por lo común un correo electrónico, o algún sistema de mensajería instantánea o incluso utilizando también llamadas telefónicas. Vigila siempre la dirección que aparece en los enlaces.
  10. Para mantener a salvo a los menores en las redes sociales:
    • Es necesario que los padres aprendan a utilizar el ordenador. De este modo y hasta cierta edad, se conectan con ellos y el niño aprende a disfrutar de Internet junto a sus padres; además conocer el ordenador ayuda a los padres a distinguir qué software utiliza y qué páginas visita el menor más fácilmente.
    • Fomentar el diálogo sobre hábitos de navegación y sus riesgos. Es importante que el menor sienta que cuando le suceda algo extraño para él o que le incomode pueda decírselo a sus padres sin sentirse culpable. Además les ayudaremos a mantener un espíritu crítico sobre la información que aparece en la red y les explicaremos que no todas las Páginas Web tienen la misma credibilidad.
    • Acordar unas normas de uso claras. Es particularmente bueno que los niños tengan reglas claras sobre lo que pueden o no hacer y conocer sus consecuencias, especialmente respecto al tiempo de uso (de día y no de noche, controlar su uso entre semana), de esta manera el niño sabrá a priori a lo que atenerse.
    • Es una buena ayuda utilizar filtros de control de acceso a la red. Así evitará que acceda a paginas de contenido inapropiado (adulto, violento, xenófobo, etc.). En el mercado existen soluciones gratuitas y muchos proveedores ofrecen soluciones de este tipo.
    • Es necesario colocar el ordenador en una zona de uso común. Facilitará la supervisión tanto del tiempo de uso (para controlar la ciberadicción) como el control de situaciones que puedan incomodarle, como por ejemplo, para evitar el ciberacoso cuando utilizan la webcam.
    • Enseñarles en qué consiste la privacidad. Explicarles que los datos personales son información sensible y que puede ser utilizada en su contra con ejemplos de la vida cotidiana, como puede ser, por ejemplo, que ellos nunca darían las llaves de casa a un desconocido o ejemplos similares.
    • Explicarles que en la red también hay que respetar a los demás. Que entiendan que detrás de un apodo, hay personas y que también hay que ser cortés y educado con ellas.

    Por desgracia, no puedes garantizar al 100% la seguridad en las redes sociales aunque adoptes estas medidas, pero si reducirás los riesgos muchísimo.